Entretenimiento

Un dia de pesca

pesca11

Recuerdo que una vez fui de pesca a un río muy hermoso con mi hermano y su cuñado. Teníamos unos minutos pescando cuando le advertí a mi hermano que ajustara más su caña porque sólo la tenía sujeta con unas rocas, le dije “se la va a llevar un pez” y no hizo caso.

Minutos después eso fue justo lo que sucedió el pez se llevó la caña río abajo, yo traté de quitarme la ropa para meterme para rescatarla ya que era una de muy buena marca Okuma Pero todo pasó tan deprisa que no me dio tiempo.

Unos cuantos metros más abajo del río estaba pescando el cuñado de mi hermano, de repente empezó moverse su caña como si hubiese agarrado un pez grande y no podía el solo así que mi hermano y yo fuimos a ayudarlo y estuvimos tratando por turnos hasta que nos dimos cuenta que cada vez que jalábamos con más fuerza no pasaba nada la caña estaba atorada con otra caña al salvarla al fin, nos dimos cuenta que era la Okuma de mi hermano tuvimos la oportunidad de rescatarla.

Ese día tuvimos doble recompensa mi hermano recuperó su caña y pescamos un pez muy grande es la fecha que mi hermano tiene su caña como trofeo de buena suerte en su garage y como recuerdo de una aventura de pesca.


Comentar con Facebook: