Experiencias de Vida

Un día como pescador

PESCADOR

Un día como pescador

 

Un domingo como cualquier otro en esta cuarentena, nos encontrábamos con la rutina de permanecer en casa con mi familia, entonces decidimos ir de paseo a la playa, ya que en nuestro puerto reabrieron las playas, y la mayoría se encuentran saturadas por la población local y por turistas, tomamos la decisión de ir a una playa alejada del turismo. la cual ya conocíamos desde hace tiempo, en dónde afortunadamente no hay aglomeración de personas para cuidarnos de algún contagio por el covid-19 con el cual llegamos a un lugar llamado San José Guatemala, pueblo de pescadores, ubicado en la Costa Chica, en el Estado de Guerrero.

 

playa

 

Nos trasladamos a ese lugar, para pasar un rato agradable en compañía de mi familia. Observé que a la distancia, en la playa había un grupo de pescadores obviamente separados cada quien tomando su espacio entre cada uno,  pude mirar más a fondo  lo que es el trabajo u oficio de pescador, observé las actividades que ellos realizan día a día para buscar el sustento para sus familias; en ellos se percibe mucho aprecio por su oficio de pescador, no se visualiza alguna dificultad al ejercerlo ya que ellos han  aprendido ese oficio,  como un legado de sus abuelos, de sus padres,  de generación en generación; es su  forma de vida desde que son pequeños y lo hacen ver  tan fácil como si fuese  algo con lo que nacieron que viene escrito en  su ADN.

 

Me acerqué a un pescador que conocía, le pedí que me permitiera ayudarlo para observar con detalle, paso a paso, el proceso de la pesca. Para realizar dicho trabajo del cual puede analizar qué debes tener agilidad, valentía, rapidez, buenos reflejos y pensar de manera rápida, ya que hay corrientes en el océano y debes lidiar con ella, además de que es mar abierto y deben ser excelentes nadadores.

 

Mi intervención en la pesca  fue  sujetar la cuerda, mientras el pescador se metía al mar con un trasmallo, que es una red que utilizan, donde los peces quedan atrapados dentro de ella, ya estando la red dentro del mar , esperamos a que  la corriente se la llevara, era un proceso de jalar la cuerda, de soltar , de volver a jalar para que entrara al mar y así observé que la cuerda tiene que estar estirada. Cuando esté tensa, debemos soltar la cuerda y en ese momento debemos seguir enrollando la cuerda para no tropezarnos o causar algún problema ya que se puede enredar, con esto entorpecer la pesca.  Necesitamos casi adivinar el pensamiento estar un paso adelante de lo que sucede en la actividad, coordinarnos perfectamente y realizar un trabajo en equipo de manera óptima. Además de todo esto, permanecer bajo el sol durante muchas horas sin ninguna sombra que te cubra y el día de ayer hacía un calor excesivo el cual el grupo de pescadores estaban como si nada ya que ellos están acostumbrados a las altas temperaturas, yo me sentía agobiado por la inclemencia de sol, ya que no estoy acostumbrado a esta bonita actividad.

 

mar

 

Después de un par de horas y de continuar con el proceso de la pesca sacamos el trasmallo jalando, el pescador jalaba, un servidor la iba enrollando de tal manera de cuidar que no se atorara entre sí después de unos minutos de ese proceso terminamos sacando la red.

 

Saliendo la red visualizamos algo inesperado, el resultado de la pesca fueron cuatro peces, dos peces llamados róbalos cómo de 3 kilos cada uno y otros dos llamado pargos, que se podía ver que tienen colmillos, los pescadores locales me comentaron que esa especie de pez son carnívoros, se alimentan de peces pequeños.

 

Posteriormente,  el pescador que me estuvo orientando sobre su oficio, nos invitó a comer a su casa para una comida  muy deliciosa y pude disfrutar de lo que es comer un pescado fresco, con tortillas hechas a mano y salsa de molcajete, es una experiencia indescriptible me doy cuenta que aún en la simplicidad la vida puede ser maravillosa. Con esto es bien dicho que cada persona tiene sus talentos, sus virtudes, que  cada uno desarrolla sus capacidades y uno es bueno, debemos descubrir cuáles son nuestras fortalezas para llevarlas a cabo y ser los mejores y sobre todo ser felices.

 

pescado

 

 

TE RECOMENDAMOS LEER:  LA VIDA ANTES DE LA ENERGIA ELECTRICA

 


Comentar con Facebook: