Internacional

Todo por un sueño

sueño 1

Luchare por mi sueño

Hola mi nombre es María y les quiero contar mis experiencias al emigrar a otro país, al principio todo es novedoso nos causa a sombro, después viene otra etapa en donde te das cuenta que estás en un lugar totalmente ajeno a ti, a tus costumbres, tu idioma, tus comidas, tus amigos, tu familia. Todo lo que conocías deja de ser, tienes que volver a aprender todo otra vez. Es importante que si uno planea emigrar a otro país por lo menos tenemos que aprender el idioma, no en su totalidad, pero si lo básico eso abre puertas y ventanas y nunca olvidar tus sueños y objetivos.

El idioma es importante, si no lo dominas es como si estuvieras ciego y tuvieras que necesitar ayuda de todos o cómo si te faltara una pierna todo se te dificulta para trasladarte de un lugar a otro.

Mucha gente piensa que lo diferente es feo, que está mal, están equivocado sin embargo vivimos en una época donde ya es una mezcla de razas de todas partes del mundo, no solo predomina una sola raza.

El racismo en este país se vive día con día y no es algo que se puso de moda es algo que se vive en todos lados, si uno no tiene la pronunciación perfecta del idioma la gente se te queda viendo raro diferente hay mucha gente blanca que es muy racista solo porque el color de tu piel no es igual a la de ellos.

A mí en lo personal me ha pasado en algunos trabajos, que me llegaron a decir que no me entendían lo que yo les estaba hablando en inglés, cuando los acompañantes de la misma mesa me entendieron perfectamente, todo por mi color de piel y mis rasgos diferentes a ellos.

Cuando vives en un país diferente al tuyo todo es diferente te tienes que acostumbrar a leyes, reglas que no conocias, tienes que vivir lo más normal que se pueda siguiendo las normas comunes por ejemplo para rentar una casa tienes que poner a tu nombre obviamente igual en México los billes a tu nombre tienes que pagar aseguranza de carro forzosamente por ley si tienes un carro tienes que pagar aseguranza porque si un policía te detiene y no tienes aseguranza te va peor , los de la aseguranza que saben de esto te quieren cobrar más del costo normal para los ciudadanos, pero bueno así es esto nos tenemos que adaptarnos  a la sociedad y al ecosistema.

Aquí uno tiene que ir un poco más al día, si te alcanza para comprar tu comida y todo pero no es tan barata tienes que trabajar duro para poder tener una buena alimentación para poder tener cosas buenas, la mayoría de las personas que somos extranjeras tenemos de 2 a 3 empleos para poder solventar los gastos,  “ya el sueño americano ya no existe”.

Las rentas son caras en algunos estados son más baratos que en otros pero por lo regular está entre los 800 a $1000 dollares ,por un departamento de dos recámaras si te va bien lo puedes conseguir un poco más barato si te va mal hasta más caro y un lugar más chico dependiendo de la economía del estado en el que vivas es así como te va a costar la renta la comida todo es diferente no es equitativo en todos los estados hay unos donde se paga muy poco de renta de otros donde  exageran en  los costos de todo.

Lo que puedo rescatar de todo esto es que aquí si no cuentas con carnet como en México que debes pertenecer al Issste o al Seguro Social ,aunque no tengas dinero para pagar en ese momento si te brindan una atención de calidad nunca te pueden negar atención médica eso es súper bueno, valoran la vida humano cuando de salud se trata, aunque ya después te llega el recibo súper caro pero te dan la opción de pagar en pagos, facilitando tu economía.

Aquí en las escuelas están los niños, los trata muy bien les dan toda la atención que necesitan las clases son de pocos alumnos, probablemente no es tan exigente en la educación como en México, pero es buena en lo personal le dan la importancia que debe de ser a los niños se enfocan mucho en ellos en qué estén bien tanto psicológicamente como físicamente

En conclusión, emigrar no es fácil, pero si es fácil no vale la pena, siempre te vas a encontrar con retos y eso es lo divertido de la vida.


Comentar con Facebook: