Economía Noticias

Caída económica de México la próxima década

d

Si la productividad no mejora, y la participación de la fuerza laboral tampoco lo hace, la economía mexicana crecerá, en promedio, a una tasa más cercana a 1.5 por ciento en la siguiente década, estimó la calificadora de valores internacional Standard & Poor’s.

Explicó que esto se equipará con un crecimiento promedio de 0.6 por ciento en términos reales de PIB per cápita, frente a 0.9 por ciento en los últimos 10 años.

Recordó que el crecimiento económico de México ha sido lento durante la última década. Promedió apenas 2 por ciento, menos de la mitad del crecimiento de 5 por ciento en los mercados emergentes.

Consideró que algunas de las razones comunes para el bajo crecimiento de la productividad en México son: elevados niveles de corrupción, costo de la inseguridad, y altos niveles de informalidad en el mercado laboral.

Sin embargo, estos no son factores específicos de México. Otras economías de América Latina con mayores niveles de crecimiento de la productividad afrontan desafíos similares, pero tienden a ser más agudos en México, especialmente por lo que se refiere a la asignación ineficiente de los recursos.

El crecimiento en México es muy desigual, lo que representa una de las razones de que la productividad en general sea baja a nivel nacional.

Standard & Poor’s, presentó tres diferentes escenarios para poner en contexto la importancia de la productividad para el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de México.

En el grupo de crecimiento elevado (conformado por los estados donde el turismo es un motor importante del crecimiento, tales como Baja California Sur y Quintana Roo, así como por estados con fuertes sectores manufactureros Aguascalientes, Guanajuato y Querétaro), el crecimiento real del PIB promedió 3.9 por ciento en la última década.

Por su parte, el grupo de crecimiento bajo corresponde en su mayoría a los estados ubicados en el sur y en la costa del Golfo de México, que son los más expuestos a la caída del sector petrolero. El crecimiento de este grupo promedió 0.6 por ciento durante la última década.

El grupo de crecimiento medio incluye principalmente a los estados del centro y del norte cuyo crecimiento del PIB promedió 2.6 por ciento.

Así, los estados del sur tienden a tener las tasas más bajas de crecimiento de productividad, mientras que los estados en el centro, con un sector manufacturero fuerte, tienden a tener las tasas más altas de crecimiento de productividad.

Cinco de las 32 entidades en México han generado casi 60 por ciento del crecimiento nacional del PIB en la última década. Ciudad de México, Estado de México, Jalisco, Nuevo León y Guanajuato. En esas cinco entidades federales, el crecimiento de la productividad laboral ha promediado 1.2 por ciento en la última década.

En esos cinco estados, ha sido la expansión del empleo más que los avances en productividad, lo que ha impulsado la mayor parte del crecimiento del PIB.

Por su parte, los cinco estados al final de la lista (Campeche, Tlaxcala, Colima, Tamaulipas y Oaxaca) han restado 0.2 puntos porcentuales del crecimiento nacional anual del PIB en la última década.

En tanto, los cinco estados con las mayores tasas de crecimiento de la productividad laboral son Querétaro, Ciudad de México, Zacatecas , Aguascalientes y Guanajuato, la mayoría de ellos con grandes sectores manufactureros.

El crecimiento de la productividad laboral ha promediado 2.2 por ciento en esos estados. Los cinco estados con los niveles más bajos de productividad laboral son Campeche, Tamaulipas, Tlaxcala, Baja California y Oaxaca. Su productividad laboral ha caído 1.8 por ciento en promedio durante la última década.

El estudio señala que el crecimiento varía entre los estados mexicanos, y solamente unos cuantos han rebasado consistentemente el 4 por ciento durante los últimos cinco años: Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro, Quintana Roo y Baja California Sur.

Estos estados han recibido importantes montos de inversiones privadas desde 2008, aunque todavía afrontan el reto de mejorar las condiciones socioeconómicas.

En los estados del sur, como Chiapas, Oaxaca y Guerrero, donde los niveles de pobreza y la desigualdad del ingreso son elevados, el crecimiento económico ha estado, en promedio, consistentemente por debajo de 2.1 por ciento durante los últimos cinco años. Si el crecimiento económico en estos estados del sur se duplicara, estimamos que el crecimiento del PIB de México podría ser de 2.6 por ciento.

“Si triplicamos la tasa de crecimiento en esos estados del sur, el crecimiento nacional del PIB llegaría a 3 por ciento, todavía un punto por debajo del 4 por ciento por ciento. Para promediar un crecimiento real del PIB de 4 por ciento en la siguiente década, tomando en consideración las tendencias demográficas de México, el crecimiento de la productividad laboral a nivel nacional tendría que ser siete veces mayor que en los últimos 10 años.

De esta manera, triplicar el crecimiento del PIB en los 10 estados con el mayor nivel de productividad (Querétaro, Ciudad de México, Zacatecas, Aguascalientes, Guanajuato, San Luis Potosí, Chihuahua, Michoacán, Jalisco y Sinaloa), nos llevaría a esos niveles.

FUENTE: https://www.jornada.com.mx/ultimas/economia/2019/08/05/fitch-ratings-preve-caida-economica-de-mexico-la-proxima-decada-7984.html


Comentar con Facebook: