Nuestros principios

El derecho del lector a una información veraz, es lo más importante para nosotros. 

Nuestros lectores, tienen derecho a adquirir una visión objetiva de la realidad, así como también a expresarse, por medio nuestro, libremente.

 – La responsabilidad social del periodista.

El periodista está al servicio del derecho a una información veraz, concebida como necesidad social y no como mercancía.

– La integridad profesional del periodista.
Rechaza el soborno o la influencia de cualquier interés privado contrario al bienestar general. Condena el plagio e incluye los derechos a abstenerse de trabajar en contra de sus convicciones y a guardar el secreto profesional.

– El acceso y la participación del público en los medios.
Actualmente el acceso del público a la información y su participación en la generación de la misma, es una acción obligada por la globalización en la que estamos inmersos; esto incluye, desde luego, el acceso a la rectificación y a la réplica.

 
– Respeto a la privacidad y la dignidad humana.
Regula los derechos a la privacidad; sanciona los casos de injuria, calumnia y difamación, y establece como un deber ético el respeto hacia esas disposiciones.

 
– Respeto del interés público.
Presupone el respeto hacia las instituciones democráticas y a la moral pública.

 
– Respeto de los valores universales y las divulgaciones culturales.
Se trata del respeto a la paz, la democracia, los derechos humanos y el progreso.

 
– La lucha contra los males universales.
Se trata de luchar en contra de cualquier forma de incitación a la violencia, como el racismo, homofobia, etc.

– El nuevo orden internacional en el campo de la comunicación.
El periodista se desarrolla en un mundo de globalización inmerso en nuevas relaciones internacionales de la información.

– Informar objetivamente.
Información honesta y objetiva es aquella en la cual los hechos son recogidos conscientemente en su propio contexto, sin provocar distorsiones mediante énfasis impropios, de tal manera que el público pueda formarse una concepción del mundo exacta y comprensible.